¿Roncas?

Si al dormir roncas, haces paradas respiratorias, te mantienes durante el día cansado, con deseos de volver a la cama, es muy probable que estés padeciendo el SÍNDROME DE APNEA OBSTRUCTIVA DEL SUEÑO. El RONQUIDO se produce cuando existe algo que impide el paso del aire a la vía respiratoria superior, pero si además los elementos involucrados llegan a colapsarse, provocando una obstrucción parcial o total de la respiración, nos encontramos ante el evento conocido como APNEA, momento durante el cual el organismo está desprovisto de oxígeno y todos sabemos que el oxígeno es un elemento indispensable para la vida; convirtiéndose esta situación en un problema médico.
 
La alteración de la vía aérea superior, en concreto, la orofarínge (úvula “ campanita “, pilares amigdalares y base de lengua) es la zona más predispuesta a sufrir colapso, a lo cual si se le agregan factores como : Dificultad respiratoria nasal (desviación del tabique nasal, hipertrofia de cornetes), alteraciones mandibulares, obesidad, edad (a mayor edad, mayor probabilidad) sexo (más frecuente en el sexo masculino), alcohol, cigarrillos, entre otros; tendrás un riesgo mayor de padecer el síndrome de APNEA obstructiva del sueño, con los consiguientes problemas cognitivos y conductuales, disminución del deseo sexual, hipertensión arterial y pulmonar, infartos cardiacos y cerebrales e incluso la probabilidad de muerte súbita que esta entidad acarrea.
 
Te habrás dado cuenta que existen factores modificables y tratables por el paciente y otros no, pero estos mayormente aparecen unidos, por lo cual se hace necesario la participación del especialista de la otorrinolaringología para valorar de forma individualizada cada caso y buscar soluciones como el CPAP, BIPAP, AutoPAP, cirugía, entre otras alternativas para la resolución de este problema que tanto afecta la calidad de vida de las personas.
 
El autor es Otorrinolaringólogo y cirujano, ofrece sus consultas en el Centro Medico Siglo 21.
 
 
Fuente: http://www.eljaya.com/index.php/opinion/465-roncas



SUSCRIBIRSE AL BOLETÍN DE NOTICIAS